Historia + 3D +2016 = 156 años

  Si bien desde la prehistoria encontramos pinturas adaptadas a las formaciones rocosas de las cuevas aprovechando su tridimensionalidad, no es hasta 1860 cuando nos encontrarnos con la patente del primer proceso de captura en 3D de la mano de François Willème. La técnica, denominada photo-sculpture, consistía en realizar una serie de fotografías alrededor del objeto y proyectarlas de forma sincronizada para crear una escultura en tres dimensiones, ¡toda una innovación para la época! 30 años después, en 1882, Blanther patenta un método de capas para realizar mapas topográficos. Fuente: Wikipedia Hay que saltar hasta 1972 cuando Mastubara, de Mitsbushi motors, propone utilizar fotopolímeros para producir piezas en capas y le abriera el[…]